Esta semana santa marcará las vidas de los 10 voluntarios (Enrique, Jesús, Blanca, Julia, Marisa, Rosy, María, Nacho, Alberto y Gabriel) que hemos viajado a Kinshasa (RD del Congo) para visitar sobre el terreno e impulsar los proyectos que desarrolla la Fundación Amigos de Monkole. Tampoco podemos olvidar al gran Christian, nuestro intérprete y guía durante estos intensos días.

Además, este viaje solidario contaba con un importante reto: conseguir 5.000 eurospara poder operar de raquitismo a 10 niños en el Hospital Monkole, y entre todos los hemos conseguido!!! Muchas gracias. Podéis seguir apoyando esta causa en: https://www.migranodearena.org/reto/conseguir-operar-de-raquitismo-a-10-ninos-en-kinshasa

Salimos para Monkole el pasado viernes 31 de marzo con la maleta cargada de ilusión. Viajamos vía París haciendo escala en Brazzaville, que se ubica en las orillas occidentales del Río CongoDespués del repostaje y de una larga espera partimos finalmente para nuestro destino. Tras el aterrizaje entramos en el Aeropuerto de N’djili, también conocido como Aeropuerto Internacional de Kinshasa, que fue inaugurado en 1953.

Después de pasar varios controles nos esperaba una persona de contacto que nos facilitó los trámites para superar el resto de «pruebas», incluido el paso de maletas por el único scanner que había. Luego nos montamos en los todoterrenos de Monkole y pudimos comprobar la vivacidad de una ciudad que no descansa: coches y gentes por todas partes, hogueras, tiendecitas (cabinas) donde vendían todo lo vendible, taxis-furgoneta atiborradas de gente, baches, etc… Estaba claro que habíamos cambiado de continente. «Bienvenidos a otro planeta», podía ser el cartel de bienvenida.

Después de este primer «entrenamiento» de inmersión en Kinshasa, por fin llegamos a nuestro destino: unas acogedoras estancias en el barrio del hospital. Cogimos la cama con muchas ganas hasta el día siguiente.

El sábado, Día 2, después de desayunar, quedamos con Pablo Martínez (director de CECFOR) para que nos enseñara las instalaciones del hospital y los objetivos que se han marcado para los próximos años. Ahí estará, como siempre, nuestra fundación para ayudar a hacerlos realidad.

Por la tarde hicimos una larga caminata, adentrándonos en la Kinshasa profunda, para visitar la antena médica de Moluka. Allí nos explicaron la labor sanitaria que ofrecen a numerosas familias sin recursos.

 

Día 3. Y llegó el Domingo de Ramos. Y qué mejor forma de celebrarlo que acudiendo al Orfanato Mama Koko, donde mal viven casi 800 niños de edades comprendidas entre los 3 y los 16 años aproximadamente. La misa fue impresionante. Lo mismo que palpar la fe de aquella gente pobre y abandonada a su suerte. El responsable del lugar, el padre claretiano Hugo Ríos,  nos contó la historia de Mama Koko.

Pues bien, Laura Perna nació en la provincia de Nápoles en 1919. Allí se enamoró de un joven, pero su historia  se vio truncada por la Segunda Guerra Mundial. Su novio falleció en Egipto. Laura terminó  sus estudios en la Universidad de la Sapienza de Roma y después partió a Siena, donde  vivió gran parte de su vida. Se dedicó a la medicina y nunca se casó. También fue docente en la universidad de la misma ciudad.

Al llegar su jubilación, decidió que sus conocimientos y su experiencia podían seguir  ayudando en el Tercer Mundo. Por eso fue al Congo y se hospedó con unas monjas.  Allí conoció a un sacerdote chileno, que como ella, era médico, y tenía un dispensario en Kimbondo.  Lo buscó en el seminario, donde él impartía clases y le dijo: “Padrecito, ¿Por qué no hacemos un hospital para los pobres? Al sacerdote le pareció una buena idea, y animó a  Laura a que estudiase Medicina Tropical en la universidad. Y Mamá Koko, que ya pasaba la tercera edad, se matriculó en la facultad de Medicina de Kinshasa.

Juntos empezaron el proyecto de la Pediatría de Kimbondo. Con la ayuda de varias ONG se fueron edificando distintos pabellones: cardiología, consultas externas, etc. Todavía hoy se pueden ver los nombres de los donantes de cada construcción.

Funcionó exclusivamente como hospital hasta el año 1994, cuando comenzó la guerra al Este del país y muchos congoleses tuvieron que huir. En este momento tan desolador, gran  cantidad de niños perdieron a sus padres y se alejaron de su tribu, lo que les llevaría a perder sus raíces. Miles de familias lo perdieron todo. Niños con discapacidades  y sin ellas fueron considerados brujos, portadores de mala suerte y desgracia. Por ello,  Mamma Koko y el Padre Hugo empezaron a responder a las nuevas necesidades de este  pueblo: dar un hogar y una familia a los niños abandonados que aparecían en sus puertas.

Comenzaron a dedicar parte del espacio, a albergar a estos niños, que se fueron multiplicando por cientos.  La situación era complicada. El Padre comenta que a veces entraban los militares  y les robaban la comida. También cómo veían caer las bombas en el valle del recinto.

En una ocasión, ante la gran tensión política y el peligro que suponía estar  viviendo en Kimbondo, la embajada de Italia dispuso un helicóptero para trasladar a Mamma Koko a su país de origen. Pero ella miró al Padre y le dijo: “Yo no te abandono. Me quedo contigo”. Años después murió Mama Koko y fue enterrada en el comentario del orfanato, donde hoy acuden a rezar los niños. Como veis, una historia conmovedora.

Avancemos. Estamos ya en el Día 4. Aprovechamos para visitar la antena sanitaria de Kimbondo, un oasis en mitad de la selva congoleña. Luego hemos estado en un centro de formación de hostelería y hemos rematado la mañana en el CEPROSEM, el centro de formación agrícola (sobre todo, para mujeres) más importante del país, dirigido por Nino. En total son 400 las profesionales formadas en este centro de capacitación.

Saltamos al Día 5. Más emociones fuertes. Esta vez estuvimos en una barrida del extrarradio de Kinshasa para visitar el futuro orfanato que pondrá en marcha el curso que viene Mama Lorette. Se trata de un espacio muy humilde, de pocos metros cuadrados y hoy en fase de construcción. Procuraremos ayudarla.

Sigue la aventura. El día 6 pasamos el día visitando uno de los proyectos estrella de nuestra fundación: El Proyecto de Nutrición Infantil en Kimwenza, liderado por las hermanas de Cristo Jesús Pola y Teresa. En este proyecto contra la desnutrición participan cada semana más de 100 niños (junto a sus madres o hermanos mayores). Es, sin duda, una buen manera de prevenir el raquitismo infantil. Una visita impactante…

Y pasamos al Día 7. Nos esperaba otra jornada intensa solidaria. Viajamos hasta una casa de acogida para conocer un proyecto solidario, apadrinado por las asociaciones «Muninga» y «Agape», para ayudar a madres y niños discapacitados abandonados. Una labor impresionante que aplaudimos y apoyamos de corazón. Seguidamente hemos vuelto a Mama Koko para jugar un rato con los niños y despedirnos de ellos.

Día 8. A primera hora hemos aprovechado para estar en el hospital con la pequeña Cris, que poco después iba a ser operada de raquitismo gracias a los Amigos de de Monkole. Después hemos grabado algunos testimonios conmovedores de enfermos/as beneficiarios de las ayudas que enviamos cada año…

Ya estamos en la antesala del final del trayecto. Día 9. Ha sido un día de intensas y variadas emociones. Un colofón espectacular para este apasionante viaje solidario. Hemos pasado el día en el poblado de Kimweni -con casas de adobe y paja en su mayoría- donde nos han recibido decenas de niños con una sonrisa de oreja a oreja y dando saltos de alegría. Hemos jugado con ellos al escondite inglés, hemos bailado,… y ha sido un éxito el reparto de globos de colores. Pero lo que realmente ha triunfado ha sido las decenas de pelotas de tenis que les hemos regalado…

 

Y llega el final. Día 10. El equipo de “mundeles” (blancos) –así nos llaman los congoleños- regresamos con la maleta cargada de experiencias inolvidables. Estamos felices. Nos hemos ido pero nuestro corazón se ha quedado allí. Sin ninguna duda es muchísimo más lo que hemos recidido que lo que hemos intentado dar. Volveremos!!! Gracias.

Contactez-nous

Remplissez le formulaire et nous vous répondrons dans les plus brefs délais.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search