Benöit

Información sobre el proyecto Benöit

En Kinshasa, como en las grandes ciudades del país, la falta de un mínimo de condiciones materiales en la mayor parte de los hospitales es responsable en gran parte de la propagación de infecciones. Varios niños ocupan la misma cama, las salas comunes son superpobladas, todo el entorno del enfermo es más propicio a la agravación de su enfermedad que a su curación. Se trata de condiciones infrahumanas en la atención sanitaria. La población se ha acostumbrado a esta situación y no exige sus derechos.

Según la OMS (2013), las infecciones en el post-parto están igualmente entre las tres primeras causas de la mortalidad materna. Estos datos nos llevan a recalcar la importancia del conocimiento de la gestante sobre las pautas de higiene a seguir tras el parto.

Desde el Centro Hospitalario Monkole se atienden 3 dispensarios en zonas muy desfavorecidas y de difícil acceso en los alrededores de Kinshasa.

En el 2013 se atendieron a algo más de 17.000 personas, en su gran mayoría madres y niños que viven en una situación de pobreza.

Los 3 dispensarios son Moluka en el Barrio de Herady, Eliba en el barrio de Kindele y Kimbondo en el barrio de su mismo nombre.

En estos dispensarios se da atención médica primaria a la población de la zona con un coste de 500 francos congoleses (40 céntimos de euro) por consulta prenatal y postnatal. Además, los medicamentos se dispensan con un precio del 25% de su coste.

Desde la Fundación Amigos de Monkole colaboramos para reducir el déficit que esta actividad de Monkole genera, y haciendo posible la viabilidad de este proyecto

Contacta con nosotros

Rellena el formulario y te contestaremos a la mayor brevedad posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search