A veces uno piensa que hay que ser mayor para hacer cosas grandes. Pero no es así. Os presento a Celia: hace unos días hizo su primera comunión, y en lugar de pedir un móvil o decenas de juguetes a sus familiares, se acordó de todos esos niños de los que muchas veces os hablamos del entorno de Monkole, con sus carencias y, con frecuencia, con sus enfermedades.

Y no se le ocurrió otra cosa que decirles a sus familiares que quería que todo lo que le fueran a regalar iba a ir para Monkole, para curar a algunos de esos niños. Y ahí la veis: ha conseguido 1400€ con los que cambiaremos la vida al menos a tres niños del Congo, que podrán volver a sonreír.

Decía la Madre Teresa de Calcuta: “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota

Muchas gracias Celia…

por el ejemplo que nos has dado a tantos que nos creemos mayores. Tu sí que eres grande. Ojalá no se te olvide nunca la satisfacción y la alegría que se siente al ayudar a los demás.

Ah… y muchas felicidades por tu primera comunión: tú sí que has recibido el Mejor de los regalos

Te dejamos algunas fotos de los niños que hemos curado otros años. A la vuelta del verano las cambiaremos por las de los que hemos curado con tu donativo.

Contacta con nosotros

Rellena el formulario y te contestaremos a la mayor brevedad posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search